Genómica: ¿La clave de la ganadería de precisión?

En el marco de la Jornada de Actualización realizado por el Foro Argentino de Genética Bovina, durante el 2018, la Genómica fue uno de los temas centrales. El desarrollo de tecnologías basadas en el análisis de ADN, en Argentina va sumando novedades a una temática que marcará profundamente la eficiencia en la producción.

b_0_0_0_10_images_novedades_2018_06_arbos-1.jpg


En su artículo Genómica: dónde estamos, hacia dónde vamos, publicado en BAG (journal of basic and applied genetics) el ingeniero Pablo Corva, de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Facultad de Ciencias Agrarias), señala que “las tecnologías basadas en el análisis de ADN con aplicación en producción animal han experimentado un enorme desarrollo, como resultado del crecimiento de la investigación en genómica en todas las especies”. Para Corva, la detección de portadores de variantes alélicas indeseables y la selección asistida por marcadores, “es la aplicación que más expectativas ha despertado en el sector productivo”.
“En este caso, la información obtenida directamente del ADN del individuo permitiría reducir la necesidad de información fenotípica, lo que a su vez tendría un impacto directo sobre la tasa de progreso genético al aumentar la precisión y disminuir el intervalo generacional”, expresa Corva. El ingeniero sañala que “en Argentina, el sector ganadero está viendo estos avances con gran expectativa. Se empieza a valorar la efectividad de la tecnología y lentamente crece la demanda de análisis genómicos. La tecnología está lejos de llegar a un techo y en los próximos años surgirán aplicaciones cada vez más efectivas, que sin duda tendrán alto impacto en la eficiencia de producción”.

 

b_0_0_0_10_images_novedades_2018_06_brangus.jpg


Hecho en Argentina
“En relación a los desarrollos tecnológicos, hechos en Argentina para lidiar con la genómica en hacienda de carne, tenemos dos argumentos: uno más potencial, más a futuro que es más caro, pero va a tener más impacto, y lo segundo, lo que podemos hacer en base a lo que los otros están haciendo en el mundo, y nosotros no hacemos”, contó el doctor Rodolfo Cantet, científico del Conicet, en lo que fueron las Jornadas de actualización ganadera, en este 2018.
“La primera vez que escuche hablar de hacer selección genómica, fue en Estados Unidos, en 2007. Recién en 2010, logramos juntar los recursos, desde la Agencia Nacional de Ciencia y Tecnología, para genotipar 13 toros Brangus. Con eso generamos una cantidad de información que, recién hace dos años permitió a la Asociación (Brangus) pagar el genotipado de cien toros”, detalló.
“Esta información nos permitió armar un chip, que refina la cantidad de información sobre todo para razas compuestas. El chip original, comercial, era muy informativo para Hollando y para Angus, cuando ibas a al Brangus, Braford, es como que perdías el 30 por ciento de la información. Nosotros armamos algo más pequeño e informativo, tenemos resultados y la posibilidad de usarlo”, agregó
Pero, no solo quedó allí, ya que además, pudieron desarrollar un modelo de evaluación “porque necesitamos tecnologías armónicas con la red convencional, y que tenga claro que los principios en la genética de poblaciones han cambiado”. Cantet considera que para el Mundial de Brangus 2020, el ErBra podría tener su primera evaluación genómica.

Corva cierra su artículo abriendo la puerta de un camino que recién comienza. “La investigación en genómica animal continúa y tiene muchas oportunidades para crecer. Se espera que el mayor conocimiento del genoma bovino permita, entre otros objetivos, establecer con más precisión la transmisión genética de padre a hijo (por ejemplo en el caso de hermanos enteros), caracterizar y aprovechar mejor la variabilidad no aditiva, comprender mejor efectos múltiples del mismo gen (pleiotropía) y depender menos de la integridad de la genealogía. También pueden surgir nuevas estrategias de utilización a partir de la comprensión de procesos genéticos sofisticados que fueron descubiertos en fecha relativamente reciente, como la epigenómica o la regulación por microRNAs. Lo mejor todavía no ha llegado.”

Fuentes: Info Link TV, Bag, Journal of basic and applied genetics.

Publicado en La Revista de Agronea 13 enero/febrero

© 2019 EXPO AGRONEA Charata Chaco Argentina. Todos los derechos reservados.